logo medicina estetica integral

Dermoestética

rosa logo
 
 

Depilación

Depilación con cera

Depilación brasileña

Depilación con azucar

Depilación barba

 

La dermoestética es un concepto moderno y novedoso que ha surgido a lo largo de los últimos años, y se encuentra en estrecha relación con el advenimiento y gran crecimiento que ha venido experimentando la medicina estética en general. Precisamente, como el nombre lo indica, el objetivo de esta rama dentro de la estética es la de garantizar y permitir a los pacientes el acceso a una mejor calidad de vida, valiéndose de diversos procedimientos, tratando, corrigiendo y modificando determinadas afecciones y alteraciones en el aspecto físico de la piel que resultan como producto de distintas enfermedades, exposición a agentes físicos y químicos, y el mismo paso de los años. Utilizando los más recientes avances de la ciencia y la tecnología, los especialistas en dermatología estética buscan corregir los aspectos antiestéticos que se producen en la piel tratando de obtener, con la menor cantidad de efectos adversos, los mejores resultados posibles. Mencionaremos a continuación algunas de las patologías más frecuentes que se observan en este campo y los mejores tratamientos para cada una de ellas.

dermoesteticaDentro del amplio espectro de la dermoestética una de las consultas más habituales es por acné. Esta enfermedad se caracteriza por una producción exagerada de sebo por parte de las glándulas sebáceas de la dermis, modificaciones en la flora bacteriana normal de la piel, proceso de hiperqueratinización, e inflamación localizada. Es una afección del folículo pilosebáceo que se contamina con microbios de la flora normal y asienta generalmente en la cara, espalda y pecho.

Existen algunos factores que pueden ocasionar un empeoramiento de este cuadro, entre ellos podemos citar el estrés psíquico y emocional, agentes medioambientales con capacidades irritativas y el uso de cremas, maquillajes y cosméticos con alto contenido graso que resultan oclusivos a los poros de la piel. Los antecedentes familiares, la edad temprana de aparición, la herencia genética, y algunas lesiones situadas en el pecho o la espalda, pueden resultar en condiciones que predispongan a una evolución tórpida del acné y son indicadores de mal pronóstico.

Según la intensidad del cuadro que presente el paciente el tratamiento específico puede variar, aunque el fundamento de la terapéutica consiste en la reducción de la secreción de sebo, y evitar que las células muertas de la piel se acumulen ocluyendo el folículo pilosebáceo y favoreciendo la infección localizada. Esto se puede lograr mediante el uso de máscaras con poder secativo y oclusivo que controlan la producción sebácea de la piel, y luego la reducción del edema local y la ulterior higienización de la región tratada. Además, el tratamiento médico consiste en la administración de antibióticos tópicos u orales, el empleo de ácido salicílico o ácido mandélico, y otras alternativas como la microdermoabrasión con puntas de diamantes o el peeling químico. El acné deja rastros en la piel como por ejemplo cicatrices tanto deprimidas como hipertróficas, lo que también hace que esta enfermedad sea de interés para la dermoestética.

depilacion dermoesteticaOtro tipo de alteraciones que se produce en la piel son las estrías. Su aparición se relaciona a modificaciones bruscas en el grado de estiramiento de la piel como sucede por ejemplo en el embarazo o en procesos de un acelerado aumento de peso. Se manifiestan como líneas hipopigmentadas (a la manera de las cicatrices) que se ubican más frecuentemente en los brazos, espalda, mamas, glúteos y muslos. El proceso de formación de las estrías consiste en un rápido estiramiento de la piel con el consecuente aumento de la producción de fibras de colágeno que no se pigmentan, así al principio aparecen como delgadas líneas paralelas de color rojizo y brillante para luego tornarse blanquecinas y de aspecto cicatrizal.La prevención dermoestética consiste en el cuidado e hidratación de la piel puesto que las estrías suelen ser más frecuentes en personas con piel seca por lo que se utilizan cremas de hidratación ricas en vitaminas A y E. Por su parte, una alimentación con adecuadas concentraciones vitamínicas y la ingesta de tres litros de agua diarios para mantener la piel hidratada ayudan a prevenir la formación de estrías.

El melasma, o manchas faciales, es otro de los puntos de observación de la dermoestética. Se manifiesta como una alteración en la pigmentación de la piel, tanto en el hombre como en la mujer, dando lugar a la aparición de manchas de color café oscuro. Los principales factores que predisponen a esta condición son la alta exposición las radiaciones ultravioletas del sol, la carga genética, el uso de cosméticos irritativos, y las modificaciones hormonales que se producen durante el embarazo o por el uso de anticonceptivos orales, siendo el primero el más frecuente. La mejor época para realizar el tratamiento es el otoño y el invierno cuando las radiaciones ultravioletas son menos intensas. En primer lugar se indica el uso de cremas de protección solar que tengan como mínimo un FPS de 30, y óxido de zinc o titanio para bloquear la luz visible que produce un oscurecimiento de las manchas. En segundo lugar, es adecuada la suspensión maquillajes y cosméticos que puedan irritar la piel. El procedimiento para aclara la piel puede tomar hasta tres meses aproximadamente, y se emplean cremas con potencial dermoaclarante como por ejemplo la hidroquinona que puede potenciarse con el uso de ácido glicólico. Para aquellas pieles que presentan una mayor sensibilidad puede utilizarse ácido mandélico o ácido fítico.

© www.medicinaesteticaintegral.com | Prohibida la reproducción total o parcial del presente contenido sin autorización expresa de los autores | contactenos